Aprofarm - Foro

Asociación Profesional Independiente de Farmacéuticos Formuladores

Noticias:SMF - Just Installed!

YODO PARA POTABILIZAR EL AGUA

(Leído 684 veces)

SOCIO APROFARM

  • Visitante
¿Cómo se utiliza el yodo para la desinfección del agua?

SECRET. TECNICA APROFARM

  • Visitante
Uso del yodo para la desinfección del agua
El yodo, al igual que el cloro, también es capaz de desinfectar de manera fiable y regular las aguas contaminadas. Su eficacia ya ha sido demostrada y documentada en muchas ocasiones. Algunas cosas que deben tenerse en cuenta en relación al yodo son:
Desinfección
Presenta alta resistencia a los productos orgánicos (el cloro tiene facilidad en formar cloraminas)
Permanece activo en un rango más amplio de pH (el cloro es inestable a pH básico y pierde propiedades)
8 mg de yodo bastan para desinfectar de parásitos, bacterias, quistes y virus en 1 litro de aguas transparentes durante 10 minutos.
0,5 mg ya son suficientes para destruir microorganismos (el exceso a 8 mg/l sirve para poder eliminar las formas quísticas ya que son las más resistentes) en 10 minutos.
Con una temperatura del agua situada entre 0ºC y 5ºC la actividad del yodo es más lenta, por lo que el tiempo de acción debe aumentar hasta 20 minutos.
Para aguas no transparentes o aguas turbias, es necesario duplicar la concentración (hasta 16 mg/l), o bien, aumentar el tiempo de contacto.
El agua tratada con yodo deja un desagradable sabor para algunas personas por lo que es frecuente que se enmascare con sabores artificiales tras el proceso de desinfección (el tiempo de contacto ya ha sido completado). Los sabores artificiales pueden ser un inconveniente ya que algunos de ellos contienen ácido ascórbico en su composición, el cual es capaz de reaccionar con el yodo y disminuir su capacidad desinfectante.
El exceso de yodo para la desinfección del agua, puede ser tratado con tiosulfato sódico que origina un yoduro sódico insípido y ausente de actividad antimicrobiana. También, puede filtrarse el agua a través de carbón activo (éste adsorberá el yodo y algunos microorganismos).
La mejor opción para la desinfección es usar dosis más bajas, por ejemplo la mitad de lo establecido, y aumentar el tiempo de contacto al doble. Ejemplo: 4 mg de Yodo en 1 litro de agua durante 20 minutos.
De todas formas, se deben considerar algunas reacciones adversas producidas por este halógeno como son los efectos irritantes a nivel gastrointestinal (si hay demasiada concentración) o el riesgo a producir alteraciones funcionales en las tiroides. Es por ello, que las personas afectadas por tiroides realizan la desinfección con el método clásico de filtrar el agua y después clorarla.
Con una función tiroidea normal se puede consumir agua desinfectada a una concentración de 8 mg/l durante varios meses y no presentar problema alguno. Las mujeres embarazadas pueden tolerar estas concentraciones, pero ante la duda, usted debe consultar con un profesional sanitario. Si se supera el mes bebiendo agua desinfectada con yodo es mejor incorporar un sistema de filtración previo y eliminar el esto de microorganismos utilizando dosis más bajas a 0,5 – 1 mg/l. Así evitaremos el riesgo de desarrollar bocio en un futuro.
La sol de LUGOL débil tiene un 0,15g/1000ml (Formulario Nal FN/2003/FMT/017 pág 387)
La sol de LUGOL fuerte tiene un 5g/100ml (Formulario Nal FN/2003/FMT/018 pág 391)
El alcohol iodado es 2g/100ml  Formulario Nal  FN/2003/PO/011 pag 452
Por ejemplo si partes de alcohol iodado con una concentración de 2g/100 ml (20 g/L), para preparar 1 L de agua potable, debes lograr una concentración final de 4 mg de iodo/L de agua (0.004 g/L), por tanto, debes tomar 0.2 ml (200 ul) de alcohol iodado y enrasar a 1000 ml con agua.